Conoce los diez mandamientos del Antiguo Testamento

Conoce los diez mandamientos del Antiguo Testamento

Los Diez Mandamientos del Antiguo Testamento

Según la Biblia, Moisés recibió los 10 mandamientos de Dios en el Monte Sinaí. En el judaísmo, los Diez Mandamientos se consideran el centro de la Torá, y son una de las raíces más importantes de la ética cristiana.

Los 10 mandamientos son importantes de respetar para todos los cristianos, pues son la palabra viva de Dios y de sus enseñanzas. Aquí una breve explicación de cada uno.

10 mandamientos del Antiguo Testamento

10 mandamientos
10 mandamientos. Foto por Free-Photos en Pixabay.
  1. No debes tener más dioses que yo. No debes crearte ninguna imagen o semejanza de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el mar debajo de la tierra; no los adores ni los sirvas. Porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy un Dios celoso, castigaré la iniquidad de los padres sobre los hijos de los que me odian, hasta la tercera y cuarta generación; pero tendré misericordia de muchos miles que me aman y observan mis mandamientos.

2. No usarás el nombre de Yahveh tu Dios en vano, porque Yahveh no dejará impune al que use su nombre en vano

3. Santifica el día de reposo recordándolo. Debes trabajar durante seis días y realizar todas tus tareas. En cambio, el sábado del Señor, tu Dios, se observa el séptimo día. Entonces ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tus animales, ni los forasteros de tu ciudad trabajarán. Porque el Señor creó el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos en seis días, y luego descansó en el séptimo día. Por eso, el Señor bendijo y santificó el día de reposo.

4. Honra a tu padre y a tu madre para que vivas mucho tiempo en la tierra que el Señor, tu Dios, te dará.

  1. No debes matar.
  2. No te está permitido cometer adulterio.
  3. No debes robar.
  4. No debes testificar en falso contra un vecino. Eso se trata de no mentir, ni denigrar.
  5. No codiciarás la casa de tu prójimo. Ni los vienes.
  6. No debes codiciar la mujer, el siervo, la sierva, el buey, el asno o cualquier otra cosa que tenga tu prójimo.

Los comentarios están cerrados