Conoce los diez mandamientos del Antiguo Testamento

Conoce los diez mandamientos del Antiguo Testamento

Los Diez Mandamientos del Antiguo Testamento

Según la Biblia, Moisés recibió los 10 mandamientos de Dios en el Monte Sinaí. En el judaísmo, los Diez Mandamientos se consideran el centro de la Torá, y son una de las raíces más importantes de la ética cristiana.

Los 10 mandamientos son importantes de respetar para todos los cristianos, pues son la palabra viva de Dios y de sus enseñanzas. Aquí una breve explicación de cada uno.

10 mandamientos del Antiguo Testamento

10 mandamientos
10 mandamientos. Foto por Free-Photos en Pixabay.
  1. No debes tener más dioses que yo. No debes crearte ninguna imagen o semejanza de lo que hay arriba en el cielo, abajo en la tierra o en el mar debajo de la tierra; no los adores ni los sirvas. Porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy un Dios celoso, castigaré la iniquidad de los padres sobre los hijos de los que me odian, hasta la tercera y cuarta generación; pero tendré misericordia de muchos miles que me aman y observan mis mandamientos.

2. No usarás el nombre de Yahveh tu Dios en vano, porque Yahveh no dejará impune al que use su nombre en vano

3. Santifica el día de reposo recordándolo. Debes trabajar durante seis días y realizar todas tus tareas. En cambio, el sábado del Señor, tu Dios, se observa el séptimo día. Entonces ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tus animales, ni los forasteros de tu ciudad trabajarán. Porque el Señor creó el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos en seis días, y luego descansó en el séptimo día. Por eso, el Señor bendijo y santificó el día de reposo.

4. Honra a tu padre y a tu madre para que vivas mucho tiempo en la tierra que el Señor, tu Dios, te dará.

  1. No debes matar.
  2. No te está permitido cometer adulterio.
  3. No debes robar.
  4. No debes testificar en falso contra un vecino. Eso se trata de no mentir, ni denigrar.
  5. No codiciarás la casa de tu prójimo. Ni los vienes.
  6. No debes codiciar la mujer, el siervo, la sierva, el buey, el asno o cualquier otra cosa que tenga tu prójimo.
¿Cómo oramos a San Judas Tadeo?

¿Cómo oramos a San Judas Tadeo?

Sabemos que los cristianos podemos acudir a la protección de Dios, acercándonos a través de la oración. Lo que la oración también nos da, es la facilidad de que nuestros santos intercedan por nuestras plegarias. Así tenemos a San Judas Tadeo, el santo de las causas imposibles, aquí te damos una pequeña oración para que te acerques a San Judas y a Dios Nuestro Padre Celestial. Recuerda: Cuando te encuentres mal, reza.

Oración de Misericordia a San judas Tadeo

San Judas Tadeo, misericordioso San Judas Tadeo, que has dado la deseada recuperación del cuerpo a tantos enfermos por el poder del santísimo nombre de Jesús, ¡ven a ayudarme en mi aflicción!
Extiende tu mano sobre mí, para que pueda recuperar la salud y servir a mi Dios con mayor celo.

Te juro, oh San Judas, que nunca olvidaré tu compasión, que siempre te veneraré como mi ayudante, y que lo contaré a los demás.
y que demostraré a los demás lo poderoso y eficaz intercesor que eres ante el trono de Dios en nuestras pruebas. Amén.

Oraciones a San Judas Tadeo
Oraciones a San Judas Tadeo. Foto por Pexels en Pixabay.

Plegaria a San Judas Tadeo para causas difíciles

Eres un magnífico patrón y ayudante en las intenciones difíciles, San Judas Tadeo, amigo de Jesucristo, apóstol y mártir, glorioso en virtudes y milagros, fiable y rápido intercesor de todos los que te veneran y confían en ti.

En consecuencia, me dirijo a ti y te exhorto desde lo más profundo de mi corazón: Por favor, interviene en mi favor con tu fuerte intercesión. Dios te ha concedido el privilegio de ayudar a los que están prácticamente desahuciados. ¡Mira por debajo de tu nariz hacia mí! Mi vida es una cruz, mis días son de tribulación y mi corazón está lleno de amargura. Mi camino está plagado de espinas, y mi mente es frecuentemente consumida por ideas oscuras. Mi alma está siendo tomada por la inquietud, la pusilanimidad y la desconfianza.

La providencia parece haberse desvanecido de mi visión, y mi fe se ha vuelto frágil. No puedes abandonarme en esta lamentable situación. No te dejaré hasta que hayas escuchado lo que te digo. Por favor, date prisa en asistirme. Te estaré agradecido el resto de mi vida, y te honraré como mi único patrón; agradeceré a Dios sus bendiciones, y haré todo lo que pueda para promover tu culto.

Amén.

La historia del cristianismo

La historia del cristianismo

Un rápido repaso a la historia del cristianismo, desde la época de Jesús en Palestina hasta las Cruzadas y la Inquisición, la Reforma y la Contrarreforma, y finalmente el ecumenismo.

Historia del Cristianismo

Bajo el control de los romanos, Palestina era un hervidero de disturbios.
Jesús de Nazaret comenzó a predicar en un entorno social y político definido por la injusticia y la pobreza. Los campesinos desempleados y vendidos a la servidumbre por deudas se reunían en las afueras de los lugares desiertos para practicar la revuelta contra los ocupantes romanos y los grandes terratenientes.

Los terroristas conocidos como «zelotes» hacían que el país fuera peligroso. Los romanos siempre se mostraron escépticos ante este tipo de actividades, y las marchas de los autoproclamados «profetas» se saldaban con frecuencia con un espantoso derramamiento de sangre.

Los fariseos eran el grupo religioso con el que Jesús tenía problemas; promovían la renovación religiosa mediante la estricta obediencia de la ley judía. La aristocracia sacerdotal saducea dominaba en Jerusalén, sobreviviendo gracias a la tasa del templo y al turismo de peregrinación. Los esenios, con su principal asentamiento monástico en Qumrán, a orillas del Mar Muerto, pretendían prepararse para el reino de Dios mediante una rigurosa austeridad.

La muerte y resurrección de Jesús

Jesús fue crucificado alrededor del año 30 de nuestra época. Tenía 34 años y llevaba tres años haciéndose un nombre como curandero encantador. Finalmente, viajó a Jerusalén y se enfrentó a los cambistas y comerciantes de animales de sacrificio en el templo. Las autoridades del templo trataron de apartar a Jesús de la vista del público, por lo que lo entregaron al gobernador romano Poncio Pilato, que lo ejecutó. Si quieres saber sobre ser cristiano y la historia de Dios, puedes visitar el portar de Creemos.net.

La historia parecía llegar a su fin en este punto. Sin embargo, los compañeros de Jesús se convencieron de que había resucitado de entre los muertos. Se sintieron obligados a difundir la noticia. El líder del grupo fue inicialmente Pedro, luego un hermano de Jesús que dirigió la primera iglesia cristiana en Jerusalén.

Historia del Cristianismo
Historia del Cristianismo. Foto por Gerd Altmann en Pixabay.

Rápida propagación

Las iglesias cristianas surgieron en Antioquía, Éfeso, Corinto y Roma, por ejemplo, en pocas décadas. Pablo persiguió a los cristianos al principio, pero se convirtió gracias a una visión y se convirtió en un dedicado portavoz de la nueva fe entre los no judíos. Los gentiles no tenían que convertirse en judíos para ser cristianos, según una reunión de los apóstoles alrededor del año 48. A partir de aproximadamente el año 50 de la era cristiana, Pablo escribió cartas a las iglesias, que más tarde se fusionaron con cuatro evangelios sobre la vida, muerte y resurrección de Jesús, así como con otras obras, para formar el Nuevo Testamento (NT) de la Biblia.

En tres siglos, el cristianismo se trasladó de Palestina a España, del norte de África a Europa central. Los cristianos fueron considerados a veces una amenaza para el imperio y fueron brutalmente perseguidos porque se negaban a adorar al dios del emperador. El emperador romano Constantino no concedió a los cristianos su independencia hasta el año 313, ya que se dijo a sí mismo que gracias a las estructuras de orden de esta religión podría mantener unido su gran reino.

Primeras divisiones y disputas

Los desacuerdos sobre la doctrina han provocado con frecuencia divisiones entre los cristianos. Se intentó resolver los problemas en grandes conferencias eclesiásticas, los concilios, el primero de los cuales se celebró en Nicea en el año 325. Sin embargo, ya en el año 451, las llamadas iglesias orientales antiguas de Armenia, Siria, Egipto y Etiopía se separaron.

La Iglesia occidental, dirigida por el papa romano, y la Iglesia del Imperio Romano de Oriente, dirigida por el patriarca de Constantinopla, se dividieron en 1054. (hoy Estambul). Las iglesias ortodoxas surgieron como resultado de esto. La independencia política del papa romano fue una preocupación para todas las iglesias que se separaron de Roma. La lucha por la soberanía del papa acompañó a los concilios medievales de la Iglesia de Occidente, como se comenta en la entrada Controversia de las Investiduras.

Fuera y dentro de las Cruzadas

Los árabes musulmanes y sus aliados conquistaron Oriente Medio y Egipto después del año 634, y más tarde todo el norte de África y España. Las peregrinaciones a Tierra Santa se vieron obstaculizadas por la dominación selyúcida de Asia Menor. Las cruzadas, que comenzaron en 1096, fueron un intento de los europeos cristianos de conquistar Tierra Santa. Consiguieron establecer naciones cristianas menores en la costa oriental del Mediterráneo en siete cruzadas desde 1272 hasta 1272.

Sin embargo, las «cruzadas» también se libraron en el interior. La llamada «Cruzada Albigense» (1209-1229) se saldó con la brutal aniquilación de los albigenses. La inquisición papal se inició en 1232 para «combatir a los herejes», y se cobró la vida de miles de «desviados» hasta el siglo XIX.

Varias veces, grupos de pobres intentaron reformar la Iglesia, que se había politizado. Francisco de Asís (1181-1226), fundador de su orden, tuvo éxito. En cambio, Pedro Waldes (muerto hacia 1218), que tenía idénticos ideales pero se oponía a la jerarquía, fue perseguido. Jan Hus (c. 1369-1415) fue quemado en la hoguera como resultado de sus esfuerzos reformistas; para más información, véanse las entradas «Hermanos de Bohemia» y «Husitas» en la sección de Denominaciones.

Contrarreforma y Reforma

Se dice que la Reforma Protestante en Alemania, liderada por Martín Lutero, comenzó alrededor de 1517. En Suiza, le siguió la Reforma (Ulrich Zwingli, Juan Calvino). Tras la Reforma, las iglesias de la Reforma se dividieron en varias denominaciones. Debido a que el Papa se negó a acceder a la anulación del matrimonio del rey Enrique VIII, la Iglesia de Inglaterra (Iglesia Anglicana) se separó de Roma en 1534.

El Concilio papal de Trento (1545-1563) lanzó una Contrarreforma católica que se aplicó por la fuerza en las naciones gobernadas por los señores católicos. La tolerancia hacia otros grupos cristianos y los judíos no se estableció hasta la Ilustración en el siglo XVIII, a pesar de la oposición de la iglesia.

El poder social de la Iglesia empezó a decaer en el siglo XIX. En el lado católico romano, el Concilio Vaticano I (1869-1870) invirtió esta tendencia con un nuevo dogma: declaró al Papa infalible en algunas situaciones (infalibilidad), lo que provocó la secesión de la Iglesia Católica Vieja (desde 1871). La disolución de los Estados Pontificios llegó con la unificación de Italia («Risorgimento»). En Alemania, la pastoral protestante se convirtió en un importante portador cultural y en una fuente de innumerables inspiraciones literarias e intelectuales del lado protestante.

En el ecumenismo se produce una convergencia de confesiones.
Cuando los cristianos de muchas confesiones se esforzaron por misionar en África y Asia «los unos contra los otros» en el siglo XIX la contradicción entre la pretensión universal del cristianismo y sus múltiples fragmentaciones se hizo particularmente visible. Entre las iglesias protestantes surgió un «movimiento ecuménico» como resultado del reconocimiento de lo mucho que el cristianismo seguía comprometiéndose de esta manera que despertó la conciencia de la unidad esencial del cristianismo en las diversas tradiciones.

Las primeras «Sociedades Bíblicas» interconfesionales se formaron en 1800, y se celebraron «Conferencias Misioneras» internacionales en Londres en 1878 y 1888, seguidas de «Conferencias Misioneras Mundiales» en Nueva York (1900) y Edimburgo (1910). A partir de ahí, surgieron una serie de esfuerzos que culminaron con la creación del «Consejo Mundial de Iglesias» (CMI) en 1948.

Unción de los enfermos: el sacramento que antecede a la eternidad

Unción de los enfermos: el sacramento que antecede a la eternidad

De todos los sacramentos de la religión católica, la unción de los enfermos cumple un rol importante preparando el espíritu para vivir la eternidad.

Anteriormente se le conoció como la extremaunción o el último sacramento, y sólo puede aplicarse por la figura de un obispo o un sacerdote.

¿Cuándo y cómo se realiza la unción de los enfermos?

Generalmente la unción de los enfermos se aplica a personas cuyo estado de salud es realmente grave, o cuando están a punto de morir.

Asimismo, este sacramento también se puede realizar al llegar a una edad muy avanzada, ya que con él se trata de otorgar la gracia divina, en un momento de transición hacia la Casa de Dios.

Dicho acto consiste en expresar oraciones litúrgicas al tiempo que se ungen tanto las manos, como la frente de la persona con aceite.

Es importante recordar que el enfermo ha de estar bautizado y, por supuesto, es un sacramento que se hace mientras el individúo esté vivo.

Por otra parte, se trata de un proceso de reconciliación con el Creador y con la iglesia misma, lo cual implica un acto de corazón.

Otros aspectos a considerar durante la extremaunción

Para que el alma se pueda liberar de todo pecado antes de conocer la vida eterna, también es imprescindible que se confiese ante Dios.

En este sentido, el padre o el obispo suele aplicar el sacramento de la penitencia como un acto previo a la extremaunción. Finalmente, es necesario aclarar que se puede obtener el último sacramento, aunque el enfermo no esté en perfecto uso de sus facultades y, en caso de sanar, podría volver a recibirla más adelante.

Encuentro de Jesús y el Diablo: un ejemplo ante las tentaciones

Encuentro de Jesús y el Diablo: un ejemplo ante las tentaciones

El encuentro de Jesús y el Diablo en el desierto luego de su bautizo, fue el más grande intento de hacer que Cristo sucumbiera ante las tentaciones carnales y materiales en un momento de debilidad, sin embargo, su fe en Dios lo mantuvo siempre en el camino correcto.

Reavivando el contexto de Adán y Eva en El Paraíso, Jesús resistió la insistente labor del demonio incluso tras pasar 40 días de ayuna.

Las tentaciones durante el encuentro de Jesús y el Diablo

Realmente fueron tres las tentaciones durante el encuentro de Jesús y el Diablo. La primera de ellas, fue ofrecerle pan para romper su ayuna.

No obstante, el Hijo de Dios le recordó al demonio que también de la palabra del Todopoderoso puede vivir el hombre.

En segundo lugar, llevó a Jesús sobre el pináculo del templo en la Ciudad Santa y le dijo que se lanzara para que su padre enviara los ángeles en su ayuda.

Pero Cristo le negó nuevamente, porque según las santas escrituras, sería pecado tentar a Dios. En cuanto a la última tentación en el desierto, fue postrarse ante el demonio para obtener la gloria y los reinos del mundo, pero Jesús aclaró que solo hay un Dios que adorar.

El ejemplo de Jesús para resistirse al pecado

A pesar de que todos nacemos con el pecado original hasta el momento de bautizarnos, el mal siempre buscará la manera de atraernos.

Esto es invitándonos sutilmente a pecar, pero el ejemplo de Jesús Cristo nos demuestra que el camino de Dios fortalece el espíritu. Por ello, es importante recordar que el Diablo acudirá en los momentos de debilidad y desesperación, pero la voluntad del Señor siempre nos salvará.

Feligreses celebran el 12 de diciembre la aparición de la Virgen Guadalupe

Feligreses celebran el 12 de diciembre la aparición de la Virgen Guadalupe

La alegría se apodera del corazón de los feligreses, al acercarse el 12 diciembre fecha en la que celebran la aparición de la Virgen de Guadalupe en México.

El hecho ocurrió en la colina del Tepeyac (1531), lugar donde la Virgen se le manifestó a un campesino de nombre “Juan Diego Cuahtlatoatzin”.

Los devotos y turistas visitan cada año la Basílica de ese país para agradecer a la “Morenita”, los milagros concedidos, además, de fortalecer su fe.

Cabe destacar, que la Guadalupe sigue siendo la misma Virgen Magnífica, a la que muchos acuden por sus oraciones frente a los enfermos. Conocida popularmente como María, solo que se le atribuye esta denominación con referencia a la zona donde apareció.

Conoce cómo fue el encuentro del campesino con la Virgen

El encuentro entre Juan y la Guadalupe, sucedió cuatro veces, en la última ocasión ella le pidió a él que visitara a Juan de Zumárraga, primer obispo de México para aquella época.

Posteriormente, por orden de la Virgen el campesino llevó ayate, un tipo de flor que no es de México, la cual encontró en el Tepeyac.

Después de saludar al obispo, Juan le mostró el ayate, y se formó la imagen de la Santa María morena, la cual tenía rasgos indígenas.

Ante este episodio, fue elaborado un santuario en el cerro del Tepeyac, en honor a Guadalupe, que marcó inicio de la cristianización de los indígenas.

Feligreses festejan las mañanitas a la Guadalupana

Tradicionalmente los creyentes acostumbran a festejar “las mañanitas a la Guadalupana”, una noche antes al 12 de diciembre.

Conocida también como la “serenata a la Virgen”, se trata de una procesión donde participan más de cinco millones de personas.

En la actividad, hacen acto de presencia los matlachines (bailarines), encargados de animar y liderar la caminata hasta la Basílica de la Guadalupe.

¿Cómo orar a San Miguel Arcángel para que nos ayude a pagar las deudas?

¿Cómo orar a San Miguel Arcángel para que nos ayude a pagar las deudas?

Las deudas son compromisos que todos podemos adquirir en algún momento de nuestras vidas por cualquiera que sea el motivo.

Sin embargo, en algunas ocasiones estas deudas se hacen difíciles de pagar, bien sea porque no contamos con el dinero en ese preciso momento, o porque tenemos tantas deudas que no nos alcanza.

Esto puede hacer que nos sintamos asfixiados y angustiados, pero al hacer una oración a San Miguel Arcángel podremos obtener la ayuda que necesitamos y tendremos tranquilidad.

Oración a San Miguel Arcángel

Orar San Miguel Arcángel

Al hacer la oración a San Miguel Arcángel debemos tener la plena confianza de que vamos a poder pagar nuestras deudas y que vamos a conseguir la salida que necesitamos en este momento tan difícil.

¿Como hacer la oración?

Tu oración a San Miguel Arcángel debe estar llena de humildad, por lo que debes comenzar reconociendo que sientes angustia, inquietud y agobio por esa situación de deuda que estás atravesando.

Dile a San Miguel Arcángel que no sabes como pagar esa deuda y que necesitas ayuda en este momento difícil.

Dale gracias al Arcángel San Miguel por nunca dejarte solo y por estar siempre a tu lado protegiéndote.

Pídele que no permita que tu fe se debilite y que te ayude a pagar las deudas que puedas tener, confiando plenamente en que hará el milagro.

Finaliza dándole gracias por haber oído tu petición y porque sabes que te ayudará, te dará su bendición, te llenará de paz y sellará tu protección donde quiera que vayas.

¿Cómo ser una buena esposa cristiana?

¿Cómo ser una buena esposa cristiana?

El matrimonio entre el hombre y la mujer fue instituido por Dios para que sea una bendición para la vida de la pareja.

Sin embargo, algunas veces puede ser complicado mantener un matrimonio feliz, pero depende tanto del hombre como de la mujer el lograr una relación que sea provechosa para ambos.

En el caso de la mujer, tiene que tratar de ser una buena esposa, para que así su esposo se sienta agradado y pueda también empezar a ser un buen esposo.

Tener un lindo hogar

matrimonio feliz

Los beneficios de ser un matrimonio feliz son muchos, ya que la pareja podrá disfrutar de un hogar que está en paz y donde el amor de Dios está en medio de ellos.

Para que esto sea así, hay algunas cosas que la esposa puede hacer de manera que en el hogar haya un ambiente de bienestar.

Saber escuchar

Es bien sabido que a nosotras las mujeres nos gusta mucho conversar, pero también debemos empezar a poner en práctica el empezar a escuchar a nuestro esposo.

Sentarnos a hablar, y escuchar lo que él tiene que decir, puede ser una actividad muy relajante para tu esposo, ya que como hombre puede guardarse muchas cosas, y lo mejor es que las comparta contigo.

Ser de ayuda

Una buena esposa debería ser de ayuda para su esposo, en todas y cada una de las áreas de la vida.

Debes empezar a ver tu matrimonio como un equipo, donde cada uno tiene una función, para que así puedan lograr más cosas juntos.

Razones para ir a la iglesia este domingo

Razones para ir a la iglesia este domingo

La iglesia es el lugar donde nosotros los cristianos podemos sentirnos a gusto, ya que estamos en comunión con nuestros hermanos en la fe y podemos oír la palabra de Dios que le ha revelado a sus hijos.

Sin embargo, hay algunas veces en las que podemos sentirnos desanimados, y tal vez no tengamos ganar de ir.

Esto puede suceder cuando los problemas de la vida hacen que desviemos nuestra atención de lo espiritual y de lo que realmente es importante.

Si este domingo no sientes ganas de ir a la iglesia, debes recordarte cuáles son los motivos por los que vas.

Ir a la iglesia es importante

Iglesia católica importante

La iglesia es la institución que quedó establecida para que los cristianos practicantes pudieran estar juntos y escuchar la palabra de Dios.

Cuando faltamos a la iglesia podemos empezar a enfriarnos y nuestra vida espiritual se ve afectada.

Comunión con cristianos

Una de las razones para ir a la iglesia es porque vas a poder compartir con tus hermanos de la fe, que son también católicos practicantes.

Esto te permitirá hacer más amistades que te ayudarán a seguir por el camino del bien, lo cual es positivo para tu vida.

Escuchar la palabra de Dios

Cuando estamos en la iglesia podemos sentir la presencia de Dios, y escuchamos cuando leen su Santa Palabra.

La Palabra de Dios es la guía para la vida del cristiano, por eso debemos siempre prestar atención a lo que tiene que decirnos para así tener una vida plena.

Cómo orar por los enfermos

Cómo orar por los enfermos

Cualquiera de nosotros está propenso a sufrir una enfermedad o alguna dolencia física que puede hacernos sentir mal tanto en nuestro cuerpo como en nuestro espíritu.

Si estamos viviendo un proceso de enfermedad o conocemos a alguien que esté enfermo, es importante que podamos confiar en Dios y que elevemos una oración para que por medio de su Santo Espíritu nos mande sanidad.

Oración por sanidad

Oración enfermo paz fe

Algunas veces no sabemos muy bien como orar o como pedir que Dios nos ayude, por eso es importante saber cómo orar por los enfermos para que pueda haber sanidad.

Fe para el enfermo

Lo primero que debes hacer es orar a Nuestro Padre para que sea Él dándole fe a la persona que está enferma, y pidiendo que pueda ser lleno de este don que solo lo da el Espíritu Santo.

El enfermo debe tener fe y plena confianza en Dios Padre que le sanará y que hará el milagro en su vida, por eso es importante incluir esto en la oración.

Paz y fortaleza

También debes orar y pedirle a Dios que le de paz y fortaleza al enfermo para pasar por este proceso tan difícil.

En las situaciones de enfermedad es difícil mantenerse calmado, pero solo la paz del Señor es la que nos puede ayudar a seguir adelante.

Salud para el enfermo

Pídele a Dios que haga su voluntad en la vida de la persona que está enferma, y que pueda devolverle la buena salud para que así pueda vivir una vida plena.