Unción de los enfermos: el sacramento que antecede a la eternidad

Unción de los enfermos: el sacramento que antecede a la eternidad

De todos los sacramentos de la religión católica, la unción de los enfermos cumple un rol importante preparando el espíritu para vivir la eternidad.

Anteriormente se le conoció como la extremaunción o el último sacramento, y sólo puede aplicarse por la figura de un obispo o un sacerdote.

¿Cuándo y cómo se realiza la unción de los enfermos?

Generalmente la unción de los enfermos se aplica a personas cuyo estado de salud es realmente grave, o cuando están a punto de morir.

Asimismo, este sacramento también se puede realizar al llegar a una edad muy avanzada, ya que con él se trata de otorgar la gracia divina, en un momento de transición hacia la Casa de Dios.

Dicho acto consiste en expresar oraciones litúrgicas al tiempo que se ungen tanto las manos, como la frente de la persona con aceite.

Es importante recordar que el enfermo ha de estar bautizado y, por supuesto, es un sacramento que se hace mientras el individúo esté vivo.

Por otra parte, se trata de un proceso de reconciliación con el Creador y con la iglesia misma, lo cual implica un acto de corazón.

Otros aspectos a considerar durante la extremaunción

Para que el alma se pueda liberar de todo pecado antes de conocer la vida eterna, también es imprescindible que se confiese ante Dios.

En este sentido, el padre o el obispo suele aplicar el sacramento de la penitencia como un acto previo a la extremaunción. Finalmente, es necesario aclarar que se puede obtener el último sacramento, aunque el enfermo no esté en perfecto uso de sus facultades y, en caso de sanar, podría volver a recibirla más adelante.

Encuentro de Jesús y el Diablo: un ejemplo ante las tentaciones

Encuentro de Jesús y el Diablo: un ejemplo ante las tentaciones

El encuentro de Jesús y el Diablo en el desierto luego de su bautizo, fue el más grande intento de hacer que Cristo sucumbiera ante las tentaciones carnales y materiales en un momento de debilidad, sin embargo, su fe en Dios lo mantuvo siempre en el camino correcto.

Reavivando el contexto de Adán y Eva en El Paraíso, Jesús resistió la insistente labor del demonio incluso tras pasar 40 días de ayuna.

Las tentaciones durante el encuentro de Jesús y el Diablo

Realmente fueron tres las tentaciones durante el encuentro de Jesús y el Diablo. La primera de ellas, fue ofrecerle pan para romper su ayuna.

No obstante, el Hijo de Dios le recordó al demonio que también de la palabra del Todopoderoso puede vivir el hombre.

En segundo lugar, llevó a Jesús sobre el pináculo del templo en la Ciudad Santa y le dijo que se lanzara para que su padre enviara los ángeles en su ayuda.

Pero Cristo le negó nuevamente, porque según las santas escrituras, sería pecado tentar a Dios. En cuanto a la última tentación en el desierto, fue postrarse ante el demonio para obtener la gloria y los reinos del mundo, pero Jesús aclaró que solo hay un Dios que adorar.

El ejemplo de Jesús para resistirse al pecado

A pesar de que todos nacemos con el pecado original hasta el momento de bautizarnos, el mal siempre buscará la manera de atraernos.

Esto es invitándonos sutilmente a pecar, pero el ejemplo de Jesús Cristo nos demuestra que el camino de Dios fortalece el espíritu. Por ello, es importante recordar que el Diablo acudirá en los momentos de debilidad y desesperación, pero la voluntad del Señor siempre nos salvará.

Feligreses celebran el 12 de diciembre la aparición de la Virgen Guadalupe

Feligreses celebran el 12 de diciembre la aparición de la Virgen Guadalupe

La alegría se apodera del corazón de los feligreses, al acercarse el 12 diciembre fecha en la que celebran la aparición de la Virgen de Guadalupe en México.

El hecho ocurrió en la colina del Tepeyac (1531), lugar donde la Virgen se le manifestó a un campesino de nombre “Juan Diego Cuahtlatoatzin”.

Los devotos y turistas visitan cada año la Basílica de ese país para agradecer a la “Morenita”, los milagros concedidos, además, de fortalecer su fe.

Cabe destacar, que la Guadalupe sigue siendo la misma Virgen Magnífica, a la que muchos acuden por sus oraciones frente a los enfermos. Conocida popularmente como María, solo que se le atribuye esta denominación con referencia a la zona donde apareció.

Conoce cómo fue el encuentro del campesino con la Virgen

El encuentro entre Juan y la Guadalupe, sucedió cuatro veces, en la última ocasión ella le pidió a él que visitara a Juan de Zumárraga, primer obispo de México para aquella época.

Posteriormente, por orden de la Virgen el campesino llevó ayate, un tipo de flor que no es de México, la cual encontró en el Tepeyac.

Después de saludar al obispo, Juan le mostró el ayate, y se formó la imagen de la Santa María morena, la cual tenía rasgos indígenas.

Ante este episodio, fue elaborado un santuario en el cerro del Tepeyac, en honor a Guadalupe, que marcó inicio de la cristianización de los indígenas.

Feligreses festejan las mañanitas a la Guadalupana

Tradicionalmente los creyentes acostumbran a festejar “las mañanitas a la Guadalupana”, una noche antes al 12 de diciembre.

Conocida también como la “serenata a la Virgen”, se trata de una procesión donde participan más de cinco millones de personas.

En la actividad, hacen acto de presencia los matlachines (bailarines), encargados de animar y liderar la caminata hasta la Basílica de la Guadalupe.

¿Cómo orar a San Miguel Arcángel para que nos ayude a pagar las deudas?

¿Cómo orar a San Miguel Arcángel para que nos ayude a pagar las deudas?

Las deudas son compromisos que todos podemos adquirir en algún momento de nuestras vidas por cualquiera que sea el motivo.

Sin embargo, en algunas ocasiones estas deudas se hacen difíciles de pagar, bien sea porque no contamos con el dinero en ese preciso momento, o porque tenemos tantas deudas que no nos alcanza.

Esto puede hacer que nos sintamos asfixiados y angustiados, pero al hacer una oración a San Miguel Arcángel podremos obtener la ayuda que necesitamos y tendremos tranquilidad.

Oración a San Miguel Arcángel

Orar San Miguel Arcángel

Al hacer la oración a San Miguel Arcángel debemos tener la plena confianza de que vamos a poder pagar nuestras deudas y que vamos a conseguir la salida que necesitamos en este momento tan difícil.

¿Como hacer la oración?

Tu oración a San Miguel Arcángel debe estar llena de humildad, por lo que debes comenzar reconociendo que sientes angustia, inquietud y agobio por esa situación de deuda que estás atravesando.

Dile a San Miguel Arcángel que no sabes como pagar esa deuda y que necesitas ayuda en este momento difícil.

Dale gracias al Arcángel San Miguel por nunca dejarte solo y por estar siempre a tu lado protegiéndote.

Pídele que no permita que tu fe se debilite y que te ayude a pagar las deudas que puedas tener, confiando plenamente en que hará el milagro.

Finaliza dándole gracias por haber oído tu petición y porque sabes que te ayudará, te dará su bendición, te llenará de paz y sellará tu protección donde quiera que vayas.

¿Cómo ser una buena esposa cristiana?

¿Cómo ser una buena esposa cristiana?

El matrimonio entre el hombre y la mujer fue instituido por Dios para que sea una bendición para la vida de la pareja.

Sin embargo, algunas veces puede ser complicado mantener un matrimonio feliz, pero depende tanto del hombre como de la mujer el lograr una relación que sea provechosa para ambos.

En el caso de la mujer, tiene que tratar de ser una buena esposa, para que así su esposo se sienta agradado y pueda también empezar a ser un buen esposo.

Tener un lindo hogar

matrimonio feliz

Los beneficios de ser un matrimonio feliz son muchos, ya que la pareja podrá disfrutar de un hogar que está en paz y donde el amor de Dios está en medio de ellos.

Para que esto sea así, hay algunas cosas que la esposa puede hacer de manera que en el hogar haya un ambiente de bienestar.

Saber escuchar

Es bien sabido que a nosotras las mujeres nos gusta mucho conversar, pero también debemos empezar a poner en práctica el empezar a escuchar a nuestro esposo.

Sentarnos a hablar, y escuchar lo que él tiene que decir, puede ser una actividad muy relajante para tu esposo, ya que como hombre puede guardarse muchas cosas, y lo mejor es que las comparta contigo.

Ser de ayuda

Una buena esposa debería ser de ayuda para su esposo, en todas y cada una de las áreas de la vida.

Debes empezar a ver tu matrimonio como un equipo, donde cada uno tiene una función, para que así puedan lograr más cosas juntos.

Razones para ir a la iglesia este domingo

Razones para ir a la iglesia este domingo

La iglesia es el lugar donde nosotros los cristianos podemos sentirnos a gusto, ya que estamos en comunión con nuestros hermanos en la fe y podemos oír la palabra de Dios que le ha revelado a sus hijos.

Sin embargo, hay algunas veces en las que podemos sentirnos desanimados, y tal vez no tengamos ganar de ir.

Esto puede suceder cuando los problemas de la vida hacen que desviemos nuestra atención de lo espiritual y de lo que realmente es importante.

Si este domingo no sientes ganas de ir a la iglesia, debes recordarte cuáles son los motivos por los que vas.

Ir a la iglesia es importante

Iglesia católica importante

La iglesia es la institución que quedó establecida para que los cristianos practicantes pudieran estar juntos y escuchar la palabra de Dios.

Cuando faltamos a la iglesia podemos empezar a enfriarnos y nuestra vida espiritual se ve afectada.

Comunión con cristianos

Una de las razones para ir a la iglesia es porque vas a poder compartir con tus hermanos de la fe, que son también católicos practicantes.

Esto te permitirá hacer más amistades que te ayudarán a seguir por el camino del bien, lo cual es positivo para tu vida.

Escuchar la palabra de Dios

Cuando estamos en la iglesia podemos sentir la presencia de Dios, y escuchamos cuando leen su Santa Palabra.

La Palabra de Dios es la guía para la vida del cristiano, por eso debemos siempre prestar atención a lo que tiene que decirnos para así tener una vida plena.

Cómo orar por los enfermos

Cómo orar por los enfermos

Cualquiera de nosotros está propenso a sufrir una enfermedad o alguna dolencia física que puede hacernos sentir mal tanto en nuestro cuerpo como en nuestro espíritu.

Si estamos viviendo un proceso de enfermedad o conocemos a alguien que esté enfermo, es importante que podamos confiar en Dios y que elevemos una oración para que por medio de su Santo Espíritu nos mande sanidad.

Oración por sanidad

Oración enfermo paz fe

Algunas veces no sabemos muy bien como orar o como pedir que Dios nos ayude, por eso es importante saber cómo orar por los enfermos para que pueda haber sanidad.

Fe para el enfermo

Lo primero que debes hacer es orar a Nuestro Padre para que sea Él dándole fe a la persona que está enferma, y pidiendo que pueda ser lleno de este don que solo lo da el Espíritu Santo.

El enfermo debe tener fe y plena confianza en Dios Padre que le sanará y que hará el milagro en su vida, por eso es importante incluir esto en la oración.

Paz y fortaleza

También debes orar y pedirle a Dios que le de paz y fortaleza al enfermo para pasar por este proceso tan difícil.

En las situaciones de enfermedad es difícil mantenerse calmado, pero solo la paz del Señor es la que nos puede ayudar a seguir adelante.

Salud para el enfermo

Pídele a Dios que haga su voluntad en la vida de la persona que está enferma, y que pueda devolverle la buena salud para que así pueda vivir una vida plena.

¿Cómo amar a mi prójimo?

¿Cómo amar a mi prójimo?

Una de las enseñanzas de nuestro señor Jesucristo es que debemos amar a nuestro prójimo, pero en algunas circunstancias es una tarea que se torna complicada o que no comprendemos muy bien cómo hacerla.

Lo cierto es que al demostrarle amor a nuestro prójimo estamos mostrando el amor de Dios y lo que ha hecho en nuestras vidas, por eso es uno de los mandamientos para los cristianos.

Demostrar amor

demostrar amor prójimo

Nuestro prójimo es toda aquella persona que se encuentre dentro de nuestra burbuja social, esto significa que nuestro prójimo es nuestra familia, amigos, conocidos y cualquier otra persona que tenga contacto con nosotros.

No juzgar a tu prójimo

Una de las primeras maneras en las que podemos amar a nuestro prójimo es al no juzgarlo.

Cuando hacemos juicio de una persona estamos cayendo en el error de evaluarla por sus acciones o por sus palabras, y esto puede hacer que estemos predispuestos.

Lo que debemos hacer es mostrar empatía, tratar de aplicar la regla de oro para así poder demostrarle amor al prójimo.

Ayudar a tu prójimo

Otra de las formas en las que podemos amar a nuestro prójimo es al ser de ayuda para esa persona.

Tal vez al proveerle de un plato de comida, o simplemente demostrar que estás allí para esa persona será suficiente.

Ser amable

La amabilidad es una virtud que se ve muy poco hoy en día, por eso al siempre saludar con una sonrisa y mostrar buenos modales le estarás mostrando amor y respeto a tu prójimo.

Oración del rosario al espíritu santo

Oración del rosario al espíritu santo

La oración del rosario al espíritu santo es muy parecida al Santo Rosario que todos conocemos, y en ese le rezamos al espíritu santo que es la tercera persona de la Santísima Trinidad, que está allí para oírnos y atender nuestras súplicas.

Al hacer este rosario sentirás una conexión especial entre el espíritu santo, tu alma y tu corazón, que te ayudarán a seguir adelante.

Rosario al espíritu santo

En el caso de este rosario, la diferencia con el clásico es que en este tenemos 7 grupos que tienen 7 cuentas cada uno, que corresponden a los dones del espíritu santo, y en cada grupo encontrarás una cuenta que es más grande porque equivale a una oración específica.

¿Cómo hacer la oración?

Para poder hacer este rosario debes seguir las indicaciones. Primero debes persignarte, y luego harás la oración al Espíritu Santo.

Luego, recitarás la oración del Credo de los Apóstoles, al finalizar harás un Padre Nuestro y luego recita Un Gloria.

Una vez que hayas terminado con esas tres oraciones, entonces ya podrás comenzar y deberás hacer la oración por los dones.

Dones del espíritu santo

Deberás recitar la oración por el don del Temor, y deberás repetirla 7 veces para que coincida con las 7 cuentas.

Luego, continuarás recitando las demás oraciones por los otros dones, de igual manera deberás hacerlo 7 veces.

Los otros dones son el don de Piedad, el don de la Fortaleza, el don del Conocimiento, el don del Consejo, el don del Entendimiento y por último el don de la Sabiduría.

No robarás

No robarás

No robarás

Dentro de nuestra sociedad y la ley de Dios, está mal visto robar. Entendiendo esta palabra como quitarle a alguien algo que les pertenece sin su consentimiento. Esto es por lo tanto considerado como un acto de egoísmo, pues con robar intentamos calmar un placer propio, y es por lo tanto mal visto ante Dios. El séptimo mandamiento de la ley de Dios nos dice: “No robarás”.

¿Qué prohíbe el séptimo mandamiento?

Este mandamiento que encontramos dentro de la ley de Dios, base y estructura de nuestra fe y morales cristianas, prohíbe el robo o usurpación del bien ajeno contra la voluntad de su propio dueño. El robo viene directamente relación con un sentimiento egoísta del ladrón por querer obtener algo sin haber realizado ningún tipo de esfuerzo.

Dios nos ha regalado razón e inteligencia para poder distinguir lo que está bien y lo que está mal. Por lógica, las propiedades y bienes de una persona, deben ser respetadas, y no tenemos derecho a despojarle de sus pertenencias sin autorización de esta persona.

¿Qué actos so considerados como un robo?

Normalmente, definimos como un robo cuando existe un asalto a mano armada, por ejemplo. Pero ante los ojos de Dios, lo son otras acciones, tales como: cuando pedimos prestado algo y decidimos no devolverlo o pagarlo. El fraude, la estafa y el despilfarro. Quitarle tiempo a una persona y también, cuando dejamos nuestras obligaciones cristianas de lado.

Como personas correctas y razonables, quienes han sido dotadas por Dios con la capacidad de tener conciencia de nuestros actos, podremos darnos cuenta cuando realizamos o estamos a punto de cometer algún mal hacia otros. Por lo tanto, no le robemos a nuestro Dios el don que nos ha dado para ser personas honestas y de buena fe.